Visión global de la autenticidad en los negocios en 2014
El estudioaborda las siguientes cuestiones: ¿cuáles son las características de una marca auténtica?; ¿cómo impacta la autenticidad en los negocios?; ¿cómo influye en el comportamiento de sus clientes ?; ¿qué comportamientos no auténticos irritan más a los consumidores y qué marcas son más culpables de ello?; ¿cuál es el sentimiento actual de los consumidores hacia las marcas y sectores que consideran auténticos y hacia aquellos que creen que no lo son? y ¿qué pueden aprender los responsables de las empresas de todo esto?
 
Los Siete Principios de la Autenticidad identificados de entre otros beneficios de negocio tradicionales
Comunicación honesta de productos y servicios; información de las medidas de sostenibilidad llevadas a cabo por la empresa; una actuación íntegra en todo momento; ser fiel a los valores y creencias de la compañía; ser abierto y honesto en cuanto a partners y proveedores; ir más allá de obtener sólo ganancias y generar beneficios y tener una historia relevante y atractiva.
 
Marcas auténticas y expectativas de los consumidores
El estudio confirmó que las compañías deben preocuparse hoy en día por obtener algo más que solo ganancias y de generar beneficios. Las empresas necesitan tener una razón de ser e ir más allá de la simple venta de un producto o servicio.
 
Más de las tres cuartas partes de los consumidores españoles encuestados (77%) buscan  marcas que van más allá de la obtención de beneficios. Por lo tanto, las empresas deben atenerse a un sistema de creencias y una historia, que les guie en sus decisiones y comunicaciones, lo que impulsará los beneficios procedentes de las ventas de aquellos consumidores que creen en la marca. Los datos del estudio proporcionan una prueba más: el 73% de los encuestados en España quiere que las marcas sean fieles a sus creencias y el 89% de los consumidores creen que es importante para las marcas actuar con integridad en todo momento.
 
El estudio también pone de manifiesto que los consumidores esperan que las compañías los protejan, ya sea protegiendo su privacidad, sus datos y la cadena suministro de alimentos. Aquellas marcas que no lo hagan corren el riesgo de sufrir la ira de los consumidores.
 
La autenticidad en los negocios supera a la utilidad del producto y a la innovación en los 12 mercados analizados
Algunos rasgos auténticos como la comunicación honesta de productos y servicios (91%) y la información de las medidas de sostenibilidad llevadas a cabo por la empresa (87%) son más importantes para los consumidores globales que la utilidad de producto (61%), el atractivo de la marca (60%) y la popularidad (39%).
 
La autenticidad tiene un impacto positivo en los resultados globales de la compañía
El 63% de los consumidores globales compraría a una empresa que ellos consideran ética, por encima de sus competidores. El 59% de ellos además recomendaría una organización que ellos consideran ética a familiares y amigos. El 47% de ellos estaría feliz de trabajar para ellas y el 23% invertiría en una marca que muestre cualidades de autenticidad.

La mayoría de los consumidores españoles también serían más leales a las compañías honestas (67%) y las recomendarían a sus amigos (49%). Sin embargo, para ellos las grandes empresas muestran una falta de transparencia y honestidad para generar más dinero y los ejecutivos corporativos a menudo mienten a la hora de gestionar una situación de crisis en su compañía.
 
Calidad de la alimentación, confianza en el producto y seguridad de datos son los conflictos corporativos que más molestan a los individuos.
Tres cuartas partes de los encuestados globales se sentirían extremadamente molestos si descubrieran que una compañía está produciendo comida en condiciones poco sanitarias, este porcentaje alcanza el 85% en España. Además, el 76% de los españoles estarían muy molestos si una compañía usara ingredientes de baja calidad a la hora de promover un producto de alta calidad.

Mientras que en Estados Unidos y en Reino Unido los encuestados son más proclives a mostrarse extremadamente molestos con las compañías que no cumplen con la seguridad de la información personal (80% y 79% respectivamente).
 
 
Conflictos socioeconómicos como el desempleo, los derechos de los trabajadores y los recortes salariales están a la cabeza de la concienciación nacional y suponen el 90% de las respuestas de los consumidores españoles.
Los consumidores españoles creen en la remuneración justa para todos los niveles y géneros de los empleados es un standard de negocio fundamental, el más alto de todos los mercados encuestados. El 76% de ellos estaría molesto si descubrieran que una compañía ha estado tratando injustamente a sus empleados, por encima de la media global situada en el 64%.

Además, como la corrupción es la segunda preocupación más importante para los españoles detrás del desempleo, los consumidores castigan los sobornos/prácticas financieras irregulares. Asimismo, los consumidores españoles estarían extremadamente enfadados si las compañías evitan pagar impuestos (con 20 puntos porcentuales por encima de la media: 71% para España frente al 51% de media).
 
Los consumidores españoles entienden que las empresas deberían hacer esfuerzos en tiempos de dificultades y ser proclives a reducir sus márgenes, por lo tanto, estarían decepcionados si las empresas estuvieran ocultando cargas en los productos (64% frente al 54% de media) o aumentando los costes del producto para mantener los beneficios (60% frente al 49% de media). Ellos suponen que las compañías tienen una responsabilidad social.
 
 
Los supermercados se encuentran a la cabeza de los sectores más auténticos mientras que las compañías alcohólicas se sitúan a la cola
Mientras que más la mitad (52%) de los consumidores globales consideran que los supermercados realizan adecuadamente la gestionan de sus características auténticas, este porcentaje cae hasta el 27% para las compañías alcohólicas. Sin embargo, existen diferencias pronunciadas en cuanto a la región en los sectores considerados auténticos.
 
Los españoles consumidores consideran al sector retail como el más auténtico, mientras que los bancos y las compañías energéticas son los sectores menos transparentes. La proximidad y el foco en el servicio al consumidor son las claves de esta alta puntuación del sector retail. La principal razón que explica esta tendencia es el hecho de que los consumidores deciden comprar productos en establecimientos que estén cercanos a su hogar.
 
 
Autenticidad y transparencia, la mejor política
Este estudio ha sido realizado para que Cohn & Wolfe aconseje a marcas y negocios (grandes y pequeños) de todo el mundo sobre cómo comunicar de la mejor manera a sus públicos. Desde contar la historia de una compañía y vender un producto, hasta comprometer a sus empleados y gestionar una crisis, Cohn & Wolfe cree que gestionar con autenticidad y transparencia es siempre la mejor estrategia.
 
 
Es hora de entrar en la era de la autenticidad, o correr el riesgo de quedarse atrás.
Cohn & Wolfe cree que en un mundo cada vez más conectado y digital las malas noticias se difunden a gran velocidad, incluso más deprisa que las buenas. Ser auténtico es ahora una característica fundamental para cualquier compañía.