Pero lo que le convirtió en uno de los más reconocidos pensadores del siglo XX fue su habilidad a la hora de combinar ciencia e imaginación. El resultado, en su caso, fue la Teoría de la Relatividad. En nuestro caso, es la creatividad que cautiva, motiva y lleva a la acción.

No estamos insinuando que seamos un puñado de Einsteins– nuestros resultados matemáticos no llegan tan lejos- pero sumergiéndonos en el estudio y en el análisis de datos, sí nos hemos emocionado imaginando algo aparentemente imposible. Es aquí donde el lema de nuestra agencia entra en juego: “Busca más. Imagina más.”

Nosotros profundizamos en la investigación y contrastamos los estudios con el comportamiento del consumidor, a través de encuestas de opinión, chats, patrones de compra, estudios geográficos, e incluso de nuestra propia metodología internacional de análisis de marcas llamada Brand Asset Valuator (BAV), que proporciona pistas clave para diseñar el concepto infalible. Y entonces imaginamos más. Entrenamos la creatividad de nuestra gente y les imbuimos en una cultura que la toma como base.  Y no pasa demasiado tiempo hasta que las ideas empiezan a rebotar en las paredes.  Einstein habría estado orgulloso.