El himno de tu marca debería comenzar con algo de Investigación y Planificación. Luego entra la creatividad. Con una base de Branding y una melodía de Medios Sociales,  vas cogiendo el ritmo de la comunicación. Luego un solo de Sostenibilidad y entonces el vocalista da una nota aguda de Consumer: Oh, yeah!
 
Juntas, nuestras áreas de especialidad forman un grupo de esos de “más difícil todavía”. Tus fans se levantarán muy pronto de sus asientos para seguir la música.