El mejor inversor del mundo sabe el valor de la reputación de una compañía y nosotros sabemos cómo construir ese valor y protegerlo. Por desgracia, esto no nos hace billonarios, solo comunicadores sabios.

Somos lo suficientemente sabios como para saber que la reputación corporativa no se gestiona con control y comunicaciones unidireccionales. Los social media potencian el boca a boca. Tus acciones se escuchan mucho más alto que las palabras de la compañía y cada empleado se convierte en un prescriptor.

Tu reputación corporativa necesita ser construida a través de compromiso, colaboración y voluntad para escuchar, aprender e imaginar.

Profundizamos en el mapa mental de las audiencias, utilizando nuestras propias herramientas de búsqueda y datos empíricos para encontrar conexiones que otros no perciben e identificar actitudes que sean oportunidades para tu marca.

Después, imaginamos más. ¿Qué enfoque no se ha probado? ¿Qué camino no ha sido elegido? ¿ Qué iniciativas deberías apoyar? ¿Qué postura deberías adoptar? ¿Qué acciones te hacen destacar sobre la multitud?

Si tu marca alguna vez es atacada – por los medios de comunicación, por los grupos de interés, prescriptores, etc. – te tenemos cubierto por un equipo con experiencia y con la mente fría para actuar correctamente ante cualquier situación inesperada.