“Contenido”, la palabra mágica

20th mayo 2014 | Enviado por Sofía Carmona Sofía Carmona's picture

Ya hemos comentado en muchas ocasiones el punto de vista de las agencias de RR.PP. sobre la creación de contenidos, en las que llevamos mucho tiempo sabiendo que el contenido es el rey y que debe ser relevante. Por eso nos sorprenden discusiones recientes que todavía se plantean el tema de contenidos en términos de calidad vs cantidad. Por supuesto, solo con calidad se puede atraer a más audiencia a la vez que satisfacer los objetivos de comunicación del cliente. Eso lo premian tanto los algoritmos de Google como las audiencias.

Recientemente, el presidente del New York Times, Arthur Sulzberger,afirmaba que “un periodismo de calidad acabará destacando entre miles de títulos, se pagará cada vez más por él y será rentable a largo plazo”. Al hilo de este tema y si trasladamos su tesis al mundo de las relaciones públicas, coincido con él en que una información relevante y de calidad resaltará de entre el resto de noticias de otras empresas y atraerá la atención de los periodistas, pero siempre que la adaptemos al estilo y formato tanto del medio como de nuestro target. Con esto último presente, ¡el éxito de nuestras comunicaciones está garantizado!
 
Además, un mismo tema podrá ser tratado mediante diferentes tipos de contenidos y formatos, ya sea a través de una nota si lo que queremos es llegar a medios generalistas o a través por ejemplo de un artículo y tribuna de opinión si nuestro objetivo son las revistas  especializadas y un público más concreto.
 
Desde luego, los contenidos de calidad no tienen que estar reñidos con informaciones ligeras, entendidas como informaciones accesibles con un vocabulario sencillo y comprensible. De ahí por ejemplo nuestra labor de “traductores” entendida como el ejercicio que hacemos de explicar informaciones complejas y técnicas de manera sencilla y accesible para un público no experto. Así, a veces nos interesa tratar un tema como las Hipotecas Burbuja de manera más ligera con un titular atractivo que llegue al mayor número de gente posible, en otras ocasiones nos interesará abordar un tema de manera más sesuda y detallada a través de un experto en una tribuna de opinión de un medio trade.
 
Igual que los periódicos juegan con las columnas, el tamaño de los titulares, los cambios en el tipo de letra o la jerarquía de noticias en función del contenido y la intencionalidad del editor, en RR.PP. también jugamos con el formato de las informaciones, titulares o lenguaje en función del medio y público al que queremos llegar.
 
Por lo tanto, ante estas dos grandes batallas que se disputan hoy en día, no hay que olvidar que en relaciones públicas nuestras acciones y contenidos serán de calidad y alcanzarán el éxito cuando aporten algo novedoso, sean adecuadas para el público al que se dirijan y respondan a una estrategia de comunicación alineada con los objetivos de nuestro cliente. En fin, lo de siempre que parece que algunos han descubierto solo recientemente.

 

Comments

Post new comment

The content of this field is kept private and will not be shown publicly.