Cuentacuentos del S. XXI

6th nov 2012 | Enviado por Almudena García Almudena García's picture

Recuerdo perfectamente el cuento de Caperucita Roja, las penurias de mi abuelo en la posguerra y el anuncio que hizo Estrella Damm para el verano del 2009 pero, ¿qué tienen común? Algo muy simple, todas ellas son historias: despiertan nuestras emociones, nos conmueven y, de una u otra forma, nos marcan. Por ello, nuestra mente tiene una mayor predisposición para recordarlas.
 

Los sentimientos son algo inherente a la condición humana: amamos, odiamos, reímos y lloramos sin pensar en ello, simplemente lo hacemos porque algo ha despertado esas emociones en nuestro interior. 

En realidad, la mayoría de los productos no se diferencian realmente de sus competidores, por lo que asociar la marca a un beneficio tangible es cada vez más complicado. Sin embargo, ¿por qué preferimos determinadas marcas?

A través de las historias, las marcas consiguen conectar con el público y crear un vínculo, apelan a los instintos más básicos para conseguir que se los consumidores se identifiquen con ellas y los valores que transmiten. Y la mejor forma de hacerlo es contar una historia que transmita un mensaje positivo. El storytelling, o arte de contar historias, es por ello un recurso cada vez más utilizado por las marcas para llegar a sus públicos, tanto en el terreno de la publicidad como en el de las relaciones públicas.

El storytelling no consiste más que en transformar los valores de marca en una historia, de la misma forma que se han transmitido los valores éticos de generación en generación a través de cuentos, mitos y fábulas.

Para que sea efectiva, nuestra historia debe tener los ingredientes básicos de todo cuento:

  • Mensaje: Es la excusa para contar la historia, el valor que queremos transmitir.
  • Conflicto: En toda historia es necesario que exista un reto/problema que el protagonista debe solucionar (o no).
  • Personajes: Tenemos que poder identificarnos con ellos, los personajes son la clave para despertar nuestras emociones.
  • Trama: Es el argumento que permite unir todos los elementos de la historia y, para que sea realmente efectivo, debe seguir la estructura clásica: Desarrollo, clímax y desenlace.

Todo ello de la forma más sencilla posible: lo sencillo es siempre lo más efectivo. 
En el mundo de las relaciones públicas llevamos mucho tiempo utilizando este recurso ya que, para conseguir que nuestros clientes aparezcan en los medios, a menudo tenemos que crear historias alrededor de su marca o producto, de los directivos de la compañía y de su filosofía corporativa.

En Cohn & Wolfe también sabemos contar historias. Aquí podéis ver y leer en qué consistió una de las más recientes, “El mejor trabajo de la primavera”, una historia que contamos a toda España para promocionar un cortacésped de Husqvarna. En el primer vídeo podéis ver los resultados de la campaña.
 
Y también os dejo dos buenos ejemplos de marcas que han sabido llegar a su público a través de esta técnica tan antigua como la humanidad y, por ello, la más eficaz.

Comments

Post new comment

The content of this field is kept private and will not be shown publicly.