Hazme un viral... o maximiza tu estrategia de contenido

23rd oct 2014 | Enviado por Juan Manuel Dortez Juan Manuel Dortez's picture

Desde que aterrizaron los social media en nuestra vida, el mundo de la comunicación ha experimentado una completa revolución. En la actualidad, mencionar que tenemos acceso inmediato a las últimas novedades que suceden en todo el mundo es ya algo casi obvio.

¿Cómo puede una marca sacar el máximo partido a esta oportunidad? Gracias a los social mediaes posible que sus contenidos tengan un mayor alcance, pueden hablar directamente con su público de interés, crear una relación más cercana con ellos y hasta ofrecer otra “cara” más social y humana.
 
Todo el mundo quiere lograr un viral, pero no es fácil de conseguir. Ahora bien… si tenemos previsto lanzar una campaña próximamente y nuestro objetivo es que los contenidos de marca se difunda masivamente ¿cómo podríamos conseguirlo?
 
Aquí van una serie de puntos que desde Cohn & Wolfe recomendamos definir muy claramente antes de lanzarnos a presentar nuestro contenido: 

  • Hay que tener en cuenta que no somos la única “voz” y que los sucesos de actualidad también tiene un papel importante, ya sea a favor o en contra de nuestra marca. 
  • Historia atractiva. Apuesta por la creatividad y deja fuera lo convencional, apuesta por algo atrevido, puedes inspirarte pero distanciándote de cualquier caso de éxito que conozcas. Si solo intentas adaptar ese gran campaña a tu marca, no solo no conseguirás que tus contenidos se hagan virales, sino que además podrás generar un efecto rechazo entre tu público y hasta generar una mala reputación en los medios. 
  • Fundamental: conocer a nuestro público y adaptarnos a su ciclo de consumo. No debemos lanzar una campaña sin saber antes si va a suponer un beneficio (ya sea en forma de entretenimiento, útil en su día a día, etc.) para nuestro público. Es importante conocer cuáles son sus preocupaciones, qué intereses tienen, cómo/cuándo/dónde/para qué utilizan las redes sociales, etc. Todo esto con el objetivo de ajustar al máximo nuestra campaña y lanzarla en el día y hora más oportunas. 
  • Formato visual. cada vez cobran más importancia los formatos visuales como vídeos, infografías, aplicaciones, imágenes animadas, etc. Formatos que destaquen sobre el resto y que hagan más sencillo generar prescriptores de marca desde la primera vez
  • Otro aspecto importante: los titulares. De nada sirve haber creado un contenido creativo, original, útil para el usuario e incluso divertido, si su título o el claim con el que lo vamos a lanzar es poco o nada social ni “compartible”. Cuantas más facilidades y opciones demos a nuestro público para compartir más probabilidades tendrá nuestro contenido de convertirse en viral. No debemos olvidarnos de incluir los iconos para compartir en redes sociales y por supuesto incorporar un “call to action” original que haga que nuestro público ni se cuestione la posibilidad de no compartir. Con la inmensidad  de información que recibimos en la actualidad, contamos con pocos segundos para captar la atención de nuestro público, por lo que el título que demos a nuestro contenido jugará un papel fundamental, así como tener el SEO en mente desde que empezamos a elaborar nuestro contenido, para que su posicionamiento sea lo más óptimo posible. 
  • Apostar por una distribución multicanal. Si realmente queremos que nuestro contenido se haga viral, debemos ir a por todas y utilizar una estrategia de distribución que incluya todo tipo de canales: los canales propios de la marca (su web), los canales sociales (las redes sociales de una marca), los canales “ganados” (gracias a la acción de las relaciones públicas) y los canales pagados (que nos permitirán llegar a una mayor audiencia y expandir nuestros mensajes). 
  • Cambiar el rol de nuestro público: de mero espectador a co-creador. Dotar a los consumidores de la posibilidad de adaptar el contenido, pasando a tener un papel activo, es una práctica recomendable para que nuestro tenga un mayor alcance, sea más fácil de compartir, más social, etc.  Aunque nuestra marca deje de tener el control absoluto sobre el contenido, se trata de una acción bastante valorada por los usuarios y que ayuda a mejorar el posicionamiento de una marca dentro de la mente del consumidor. 
  • Interactuar con los influencers de nuestro sector. Una vez que vayamos a lanzar el contenido, podemos hacer un guiño a los influencers con los que tengamos una relación más cercana e informarles antes que al resto sobre lo que estamos presentando. Para esto, es importante que una marca construya relaciones con estos públicos de interés desde el momento en que “nace”. Esta relación debe basarse en la confianza e interés mutuo. Asimismo, podemos pedirles feedback sobre nuestros contenidos y poder sacar interesantes insights y observaciones sobre las que no habíamos reflexionado.

Sabemos que no existe una “fórmula” mágica para hacer que un contenido consiga hacerse viral, pero siguiendo estos pasos, tenemos al menos más posibilidades de alcanzar el éxito con nuestra campaña.
 
¿Algún otro punto a añadir a nuestra receta de viralidad? 

Comments

Post new comment

The content of this field is kept private and will not be shown publicly.