Los partidos políticos también se juegan su electorado en las redes sociales

25th marzo 2015 | Enviado por Adriana Ibargüen Adriana Ibargüen's picture

La estrategia de comunicación políticade cada partido durante el periodo de campaña electoral está perfectamente estudiada y planeada. Los mensajes y argumentos están medidos al milímetro con el objetivo de tratar de controlar lo que los líderes quieren transmitir a los ciudadanos. Pero no olvidemos que también hay otros factores y que no todo depende de la estrategia propia, sino de la que el resto diseñe y de sus posibles errores o ataques que bien utilizados pueden ser una ventaja para un partido.

Los medios de comunicación están muy pendientes de encontrar el titular más llamativo y, en general, los errores y despistes son perfectos para avivar la llama. Si se producen o se extienden además en las redes sociales, el error puede llegar a cientos de miles de personas en sólo unos segundos. Pero si además, la crisis de comunicación no se maneja correctamente, el impacto podría llegar a verse reflejado en las urnas.

¿Qué poder real tienen las redes sociales sobre la intención de voto de los ciudadanos? De momento, no está demostrado que los que mejor lo hagan en redes sociales sean los que ganan votos. Sin embargo, de lo que no cabe ninguna duda es que el papel de las redes sociales en las campañas electorales de los partidos en España es cada vez más relevante y que supone un canal fundamental para trabajar la imagen del partido y de los candidatos, especialmente para conectar con el electorado más joven.

Buenas y malas prácticas
Se ha hablado mucho de algunas malas prácticas en redes sociales por parte de los partidos como es la compra de seguidores o incluso la creación perfiles falsos con los que lanzar comentarios positivos acerca del candidato.

Los diferentes partidos tienen ya presencia en varias redes y muchos de los candidatos tienen perfiles propios y han entendido la importancia de gestionarlos personalmente. Pero para ello recomendamos recibir formación adecuada y tomárselo muy en serio. Aburrir con información institucional de partido, no responder o, peor aún, responder en caliente, son solo algunos de los errores.

Un buen ejemplo de acierto comunicativo y buena utilización de las redes, convirtiendo una provocación en oportunidad de comunicación, sería cuando el portavoz del PP en el Congreso se refirió al presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, como "el naranjito", con tono despectivo hacia el líder catalán. Sin embargo, éste supo aprovechar la crítica para convertirla en toda una campaña viral en las redes sociales. En respuesta a la crítica planteada por el PP, Rivera publicó una foto en Twitter con una imagen de naranjito. A las pocas horas, el hashtag #YoSoyNaranjito se convirtió en trending topic mundial y el partido naranja ganaba en reputación e impulsaba su nombre en las redes sociales. Además, Ciudadanos supo apoderarse de una mascota que representa a una generación vinculada al deporte, asociándose así a valores como la unión y la ilusión del cambio. Fue una jugada comunicativa redonda.
Pero, por supuesto, Ciudadanos no es el único que está jugando su partido en las redes sociales. Otros, como Podemos, también están apostando fuerte por el entorno digital para llegar a los ciudadanos y captar ciberactivistas. Y partidos como UPyD, llevan tiempo trabajando las redes sociales como unos de los principales canales para hacerse un hueco en el panorama electoral.

                 FUENTE FOTO: Marketing Político

¿Quién gana en votos de Twitter?
Si medimos la reputación de los candidatos políticos por su presencia en Twitter, cabe destacar que se encuentre a la cabeza el líder de uno de los partidos más jóvenes, Podemos (@Pablo Iglesias tiene 886.000 seguidores en esta red social). Le sigue el Presidente del Gobierno, @Mariano Rajoy, con 743.000, y el líder de Ciudadanos (@Albert Rivera con 240.000). En último lugar estarían el cabeza de lista del PSOE, @Pedro Sánchez, con 145.000 seguidores, y @Rosa Díez, portavoz de UPyD, con 12.400 seguidores.
El político que, sin lugar a dudas, gana en votos en Twitter y además representa este cambio de tendencia en la forma de hacer comunicación política, es @Barack Obama (56,9 millones de seguidores en Twitter). Pero su liderazgo en este sentido va más allá de las redes sociales, como demuestra su reciente implicación en este vídeo viral “Cosas que todo el mundo hace pero nadie reconoce”, realizado de la mano de BuzzFeed.

Aún queda mucho por hacer en España para contar con políticos verdaderamente sociales pero, desde luego, estamos en el buen camino. Estas elecciones autonómicas serán un punto de inflexión para que empecemos a cuantificar y medir, de forma más precisa, los resultados que pueden aportar las redes sociales a una campaña de comunicación política.